La caja de cambios y su mantenimiento

La caja de cambios de un vehículo es la parte que se encarga de engranar las marchas mientras el embrague está accionado para que el coche pueda circular siempre a una velocidad adecuada.

Al movernos con nuestro coche, especialmente si lo hacemos por ciudad de manera habitual, estaremos cambiando de marcha muchas veces en un espacio de tiempo corto. Y por lo tanto, el desgaste de esta parte del coche es alta.

Llevando las revisiones al día de nuestro vehículo contribuiremos a que dure más y que no tengamos ninguna avería derivada de la rotura brusca de este elemento, pero si además sigues los siguientes consejos, el riesgo de rotura será mínimo y el desgaste que sufre se verá reducido.

 

Consejos para alargar su vida

Como hemos explicado, para poder cambiar de marcha es necesario accionar el pedal de embrague, y este pedal es muy importante en el correcto uso del embrague por el papel que desempeña. Por ello, los consejos más importantes que te daremos para mantener el cambio de marchas en buen estado, están directamente relacionados con el pedal de embrague:

  • Uso del pedal: Cada vez que tengas que pisar el pedal de embrague recuerda hacerlo con suavidad, así evitarás golpes entre los engranajes y alargarás su vida. Hazlo siempre que lo pises y también cuando lo tengas que soltar.
  • Extensión del pedal: Cuando accionas el pedal el embrague se separa de los mecanismos de transmisión permitiendo el cambio de marcha. Si cuando lo accionas no lo haces en toda su extensión estarás provocando un cambio forzado que acabará por romper algún engranaje o dañar el mismo embrague.
  • Fundas del pedal: Pocas veces se piensa en la funda que cubre el pedal de embrague. Y es importante, puesto que una funda en mal estado será más proclive a permitir resbalones con el zapato y dañar los mecanismos internos con los golpes. Además resulta un elemento muy fácil de sustituir y económico.
  • Dejar reposar el embrague: Algunos conductores y conductoras tienen la costumbre de accionar el embrague mientras el coche está parado en un semáforo, y esto sin duda no es beneficioso para el cambio de marchas. Si además, también tienen por costumbre el recorrer distancias, aunque sean pequeñas, con el embrague accionado el desgaste será mayor.

Si sigues estos consejos acompañados de las pertinentes revisiones del vehículo, ten por seguro que estarás haciendo todo lo posible por alargar la vida de tu caja de cambios y, por lo tanto, de tu coche en general.

Enviar comentario