Un coche híbrido es aquel que se impulsa por dos motores, un eficiente motor de combustión y, por otro lado, el motor eléctrico. Su sostenibilidad se basa en la combinación de las dos fuentes de energía. En este artículo te indicamos cómo puedes ahorrar energía con un motor híbrido enchufable partiendo de la tarifa de luz con la que se recarga el vehículo. 

 

Una tarifa para tu coche híbrido

Los coches eléctricos necesitan ser recargados, normalmente este acto se hace durante la noche. Por ello, las comercializadoras como Endesa, Iberdrola u Holaluz entre otras han lanzado tarifas destinadas a estos consumidores. Estas tarifas se caracterizan en que el precio del kWh es más barato durante las horas nocturnas. No importa si las ofertan Endesa o Iberdrola, estas tarifas suelen ser de tres periodos de discriminación horaria siendo el tercero el más barato, la franja horaria supervalle. 

Puedes qué compañía te ofrece los mejores precios de esta modalidad con un comparador de luz. Esta herramienta, el comparador de luz y gas, ahorra a los consumidores mucho tiempo de búsqueda en las webs de las comercializadoras. No obstante, el usuario tampoco puede contratar a ciegas la primera tarifa que le diga el consumidor, tendrá que comparar, ver cuál fue la mejor tarifa de luz en 2019 de ese tipo, etc. 

Consejos para ahorrar energía en tu híbrido 

Una vez que has encontrado el precio más barato del kWh y que el ahorro económico ya está garantizado en ese aspecto, aquí te damos unos cuantos consejos para conseguir ahorrar energía y que tu motor dure más tiempo: 

 

  • El uso del acelerador tiene que ser suave y gradual, en especial al iniciar la marcha. 
  • Frenos. Los frenos de un coche híbrido también debe ser de forma progresiva. Según los expertos, lo mejor es que el vehículo decelere de forma natural, porque así pierde inercia y recupera al mismo tiempo energía. 
  • Circulación por carreteras. Para que un coche híbrido ahorre en su conducción por fuera de los núcleos urbanos, se recomienda que se circule a una velocidad constante. Así se combinan de forma adecuada los dos motores.
  • Modo eco. En carretera se puede utilizar al modo eco, que sin duda ahorrará toda la energía que le sea posible. 
  • Menos pantallas. Cuantos más dispositivos haya en un coche híbrido, más energía gastará. Por ello, hay que desconectar aquellos que no se utilicen. 
  • Neumáticos. Tanto en un coche híbrido como en el resto, el estado de los neumáticos es fundamental para evitar accidentes y para que funcione de forma correcta el vehículo. 
  • Carga. Cuanto menos pese el vehículo, menos energía necesitará para desplazarse. Esto se puede aplicar tanto a los remolques como a la carga del maletero. 

 

Si todavía tienes dudas sobre adquirir un coche híbrido o no aquí te enumeramos de forma rápida varias de sus ventajas:

  • Descuentos en peajes.
  • Acceso a las ciudades cuando esté la alarma por contaminación.
  • No pagan el impuesto de contaminación.
  • El mantenimiento es más económica.
  • Y más.

Enviar comentario