Vamos conduciendo tranquilamente, nos parece oír un ruido extraño en el motor. Será la carretera. Y ponemos la música más alta. El descuido o no prestar atención a nuestro vehículo de manera periódica son las causas de averías que ponen en riesgo su óptimo funcionamiento.

Señales de alerta

Es muy importante saber detectar las señales de un mal funcionamiento de los motores usados. No es necesario esperar a que se encienda el testigo del motor para detectar que algo no funciona correctamente. Las principales señales que debemos tener en cuenta son:

-Arranque. Nos cuesta demasiado arrancar o la llave hace ruidos extraños al girarla para dar el contacto.
-Motor en marcha. Detectamos ruidos anormales o no habituales hasta el momento cuando el motor está en funcionamiento.
-Pérdida de potencia del motor: notamos que el vehículo pierde fuerza o velocidad.
Aumento del consumo de combustible para las mismas distancias.

Consecuencias de las averías en el motor del vehículo

Debemos tener en cuenta que las consecuencias del mal funcionamiento de los motores usados serán distintas en motores de gasolina y en motores diésel. Esto se debe a que la mecánica de funcionamiento de los motores de gasolina es más simple, aunque también nos puede dar problemas.

Motores de gasolina

El fallo del motor y por tanto la avería del vehículo se producen de manera habitual por el mal estado de las bujías y por las fugas de líquidos en los circuitos internos del motor: fugas de aceite o de líquido anticongelante.

Motores diésel

El mayor porcentaje de incidencias se lo reparten la inyección (bomba + inyectores) y el turbo:

-Bomba inyectora: como el resto de elementos importantes, se rige por el giro del cigüeñal transmitido a la correa o cadena. Mal funcionamiento es una mala alimentación y disfunción en rendimientos del motor; una pista: humareda negra.
-Turbo: puede tener problemas en la turbina, movida por los gases de escape. Pista: humareda blanca.
-Filtro: está situado en la zona de escape del motor y puede estar obstruido. Puede parecer una nadería, pero nada más lejos de la realidad. Filtro siempre limpio, no hay que escatimar ni prolongar su uso.

Problemas comunes en motores usados gasolina y diésel

-Centralita electrónica. Es una pieza muy delicada que controla los parámetros de funcionamiento del coche. Si no funciona correctamente puede provocar un problema mayor del existente, al no alertarnos del mismo.

-Fallo del arranque del vehículo. La dificultad o el fallo de arranque puede deberse a problemas en la batería o en el alternador, que es el encargado de mantener estable la carga eléctrica de la batería.

¿Buscas los mejores motores usados completos? En Hybrid&Diésel Motor puedes encontrar los mejores motores gasolina o diésel, con componentes de calidad, seguros y con garantía.

Enviar comentario