Es cuestión de pura matemática; y de sentido común. Imaginemos que tenemos un flamante Audi Q5 2.0 TDi quattro S-tronic del año 2011, que nos ha costado un dineral, posiblemente más de 40.000€ y que, siguiendo las directrices de la marca le cambiamos el aceite cada 30.000 kms. Aquí ya podemos empezar a aplicar un poco de sentido común: 30.000 kms?? Es mágico ese aceite lubricante? No lo creo; irá perdiendo propiedades y ensuciándose con el rodaje y cuando la cuenta vaya por muchos menos de esa cantidad recomendada, ya estará para cambiarlo. Pero ese no es el tema, sino que el motor se ha despedido de nosotros causándonos un hondo pesar. Opciones valoradas:

  1. Lo vendo por cuatro chavos con el motor fundido y me voy pidiendo otro Q5 = algo menos de 40.000€.
  2. Me ha salido muy malo este Q5 y ahora quiero un X3 = seguimos en el entorno de los 40 mil.
  3. No tengo tanto dinero, pero estreno coche, porque yo lo valgo, aunque sea un Dacia Logan, que en mi miseria mando yo = algo más de 9.000€. Insisto, un Dacia Logan.
  4. Oye, y un motor de segunda mano???? Es que mi Q5 está nuevo por donde lo mires. Entonces…

Pues no tengas miedo, busca y contacta con gente honrada y que sepa de lo que hablan, profesionales que te asesoren bien y que te dejen por escrito y de forma cristalina, qué es lo que ofrecen y la garantía que aportan. Comprueba que existen, mira su página web e investiga su CIF, exige documentos legales donde aparezca todos sus datos y donde te indiquen qué es lo que compras y, sobre todo, en qué condiciones lo venden: motor completo o no, kilómetros, plazo de garantía, etc. Exige factura y paga siempre por transferencia bancaria o similar, dejando un rastro claro que ahuyente a los lobos que acechan, que haberlos, haylos, incluso se publicitan como que llevan 20 años dando servicio, y qué? Puede ser que lleven 20 años dando palos a la gente, exportando contenedores llenos de motores a Argentina, donde, en caso de problemas, ya me explicarán que hacen esas criaturas, o comprando motores en Francia procedentes de planes PIVE o similares, que casi se venden por kilos y colocándolos bajo el cartel de menos de 100.000 kms. EXIGE CALIDAD y experiencia y la experiencia no es aprender lo que hacer en el primer año y luego repetirlo durante nueve más para luego alardear de 10 años de experiencia. Ésta se adquiere enfrentándose a cosas nuevas, retos, equivocándote, incluso trabajando en ambientes hostiles.

EXIGE CALIDAD; y documentos, ya que vas a invertir una cantidad de dinero razonable en un artículo de segunda mano. El truco es dar con la gente adecuada, que siempre es lo más difícil.

Bienvenidos a Hybrid; los tres tornillos os saludan.

IMG_1736

Enviar comentario